De acuerdo a la normativa vigente, la capacitación en materia seguridad privada constituye un requisito indispensable tanto para las personas que deseen ejercer el cargo de guardias de seguridad privada, así como para las empresas privadas que prestan servicios de seguridad en general.

Así por ejemplo, el Art. 4 de la Ley de Vigilancia y Seguridad Privada determina que TODO el personal que preste servicios de seguridad privada, deberá (como requisito) haber cursado y aprobado cursos de capacitación en seguridad dictados por profesionales debidamente autorizados

De igual forma el Art. 6 de la indicada Ley determina la OBLIGACIÓN de los representantes legales y administradores de las compañías de vigilancia y seguridad privada de capacitar, mediante cursos y seminarios dictados por profesionales especializados, al personal que labore bajo su dependencia.

Por su parte, la disposición general segunda del Acuerdo Ministerial No. 5498 del Ministerio del Interior determina textualmente:

«Queda expresamente PROHIBIDO a las compañías de vigilancia y seguridad privada la PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS DE VIGILANCIA Y SEGURIDAD PRIVADA, bajo cualquier modalidad descrita en la Ley de Vigilancia Privada y su Reglamento General de aplicación CON PERSONAL QUE NO SE ENCUENTRE CAPACITADO técnicamente ni autorizado por la Dirección de gestión de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior».